Endometriosis

La endometriosis es una enfermedad que, en la actualidad se está estudiando mucho y que afecta a muchas mujeres en edad reproductiva
INTRODUCCIÓN
 
La endometriosis es una enfermedad que, en la actualidad se está estudiando mucho y que afecta a muchas mujeres en edad reproductiva. Una de cada 10 mujeres la padece. Investigaciones recientes han revelado que, aunque en la mayoría de los casos no altera de manera importante la vida de quien la padece, esto en sus primeras fases, a la larga provoca incapacidad creciente para el desarrollo de las actividades y funciones normales. Para muchas mujeres la parte más grave de tal incapacidad consiste en la esterilidad e infertilidad.
El nombre proviene de “endometrio”, término con el que se conoce al revestimiento o capa interna del útero y que es exclusivo del útero.
 
En las pacientes con endometriosis, este tejido (endometrio) se localiza en diferentes áreas del cuerpo ajenas al útero, y provoca hemorragias abundantes, dolor intenso que puede llegar a ser incapacitante, inflamación y otros problemas.
 
En la mayoría de los casos, el endometrio extrauterino se encuentra en el abdomen y hueco pélvico donde envuelve a uno o más de los órganos alojados en esas cavidades anatómicas; y más raro en cicatrices quirúrgicas, en el recto, en los genitales externos o en áreas muy distantes del abdomen.
 
Puede generar adherencias en el útero, trompas y ovarios, obstrucción intestinal, alteración en el funcionamiento de la vejiga y otros problemas. Por otra parte, el endometrio extrauterino no deja de emigrar, pudiendo propagarse en forma continua a zonas cada vez más alejadas de su origen primario.
 

Clasificación:

La endometriosis puede presentar diferentes grados de desarrollo y se clasifica en: mínima, leve, moderada o severa. Sus síntomas empeoran con el tiempo y en su desarrollo pueden presentarse mejorías aparentes o recaídas  impredecibles.
 
Por lo general, el endometrio extrauterino no es canceroso, aunque en los últimos años se ha observado un aumento constante en los casos malignos asociados con endometrio ubicado fuera de su localización anatómica natural.

¿Qué síntomas permiten identificar a la endometriosis?

Hay mujeres que padecen  endometriosis y no presentan síntomas importantes. El desarrollo de la enfermedad no guarda una relación directa con las molestias que genera, pudiendo encontrarse el caso de un padecimiento muy desarrollado que no produce molestias o dolores, mientras que también se conocen pacientes que llegan a la incapacidad en las etapas iniciales de la enfermedad.
 
El dolor antes y durante la menstruación, el dolor durante o después del acto sexual, sangrados abundantes, movimientos intestinales dolorosos, así como diarrea, dolor de cintura o estreñimiento, todo ello asociado con la menstruación, pueden ser síntomas de endometriosis.
 
Más que síntoma, un resultado o consecuencia frecuente de la endometriosis es la esterilidad (incapacidad para poder embarazarse), aunque esto no se presenta en el principio de la enfermedad, ni en todas las mujeres que la padecen.

¿Qué conocemos sobre el origen de la endometriosis?

Se conoce poco realmente sobre esto. La mayoría de las hipótesis al respecto se limitan a proponer descripciones de la posible forma de emigración del endometrio, sin presentar una explicación de las causas.
 
Algunas de las propuestas son:
 
• Que el carácter embrionario de algunos tejidos adultos hace que en determinadas condiciones se transforme en endometriosis
• Que el endometrio viaja a través de la corriente sanguínea o del sistema linfático
• Que existe una menstruación retrógrada hacia las trompas y de ahí al abdomen y pelvis
• Que existe una predisposición genética a padecer esa enfermedad
• Que algunas alteraciones del sistema inmunológico ocasionan que se genere endometriosis
• Que la implantación del tejido endometrial puede producirse por accidente durante una intervención quirúrgica abdominal

¿Cómo se establece el diagnóstico de la endometriosis?

Aunque los síntomas en la paciente (dolor abdominal, sangrado abundante, inflamación, etc.) permiten suponer la existencia del padecimiento,  y pese a que muchas veces la endometriosis puede ser detectada a través de la exploración ginecológica, los especialistas establecen que el tratamiento no debe iniciarse sin la confirmación previa del diagnóstico hecha a través de laparoscopia.
 
Este procedimiento permite, además, localizar con precisión el problema y clasificar el grado de endometriosis (mínima, leve, moderada y severa), por lo que las decisiones sobre el tratamiento a mediano y largo plazo pueden ser tomadas por el médico y la paciente de manera más firme, especialmente si se trata de una paciente que desee embarazarse.

¿Qué tratamientos son los más indicados?

El tratamiento varía de acuerdo con el grado de avance del padecimiento. A las mujeres con endometriosis se les recomienda no posponer el embarazo,  Cuando el embarazo no puede indicarse (mujeres jóvenes y sin actividad sexual), el control de la enfermedad se logra administrando hormonas (antiestrógenos) y analgésicos. Estos fármacos imitan la etapa de la menopausia ya que al administrar este tipo de medicamentos, tu cuerpo produce menos hormonas femeninas y se comporta como si hubieras entrado a la menopausia. Pueden administrarse una vez al mes por medio de una inyección o varias veces al día por atomizador nasal hasta por 6 meses, o bien, como tabletas diarias o cápsulas dos veces a la semana de 6 a 9 meses. Durante el tratamiento médico, no tendrás tu periodo mensual. Aunque este tratamiento no cura, sí logra inhibir la proliferación de tejido endometrial por lapsos que en ocasiones se extienden a meses y años después de haberse suspendido el tratamiento.
 
Las pacientes con endometriosis severa tienen un riesgo mayor de aborto, de embarazo extrauterino y, en general, más complicación de lo normal durante la gestación y el parto.  Como la esterilidad es una causa real  y demostrada de la endometriosis, el tratamiento se complica.
 
La cirugía laparoscopia es una cirugía menor y es  uno de los recursos más útiles para controlar la endometriosis, pues al retirar y vaporizar los implantes alivia los síntomas y muchas veces hace posible el embarazo.
 
Una moderna técnica quirúrgica es el rayo láser, lo cual permite cortar las adherencias y vaporizar los implantes, por citar sólo dos de sus funciones. En casos muy desarrollados, en los que se hace necesaria la cirugía mayor, ésta puede ser conservadora o radical; en la cirugía radical se contempla la histerectomía y la extirpación de los ovarios como recurso extremo. Por último, en los casos moderados y avanzados de la enfermedad, se combina la terapia médica con la quirúrgica.
 
COMENTARIOS GENERALES SOBRE LA ENDOMETRIOSIS
 
La endometriosis es una alteración que afecta a una de cada diez mujeres y de la que, a medida que el tiempo transcurre, sabemos más. Este avance en la investigación permite aplicar recursos cada vez más eficaces y conseguir resultados terapéuticos mejores, siendo el diagnóstico oportuno un factor decisivo en el resultado favorable del tratamiento.
 
Ahora sabemos que la endometriosis afecta por igual a mujeres de todas las razas y de todos los niveles socioeconómicos y culturales. También se ha determinado que el padecimiento puede presentarse también en adolescentes y es posible evitar que por falta de un diagnóstico oportuno la enfermedad se desarrolle hasta etapas avanzadas y provoque resultados irreversibles.
 
Aunque es cierto que no se trata de un padecimiento como el cáncer, no es menos cierto que la alteración  en quienes lo padecen llega a afectar de manera decisiva la vida conyugal, familiar y laboral, como resultado de los dolores intensos, de la tensión emocional que genera y de las consecuencias irreversibles de la infertilidad en etapas reproductivas de la mujer.
 
Además de los tratamientos anteriores  recomendamos un baño caliente, técnicas de relajación y ejercicio físico, ya que estos ayudan a disminuir el dolor y los sentimientos de depresión.
 
Promoción.ginecoactual.com.mx

Dejanos un Comentario



Promociones
septiembre 2021
L M X J V S D
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930